15/03/2017

Obra de títeres en Trebujena

Los niños y niñas de los grupos de 3º y 4º del CEIP Blas Infante y CEIP Antonio Briantes han asistido al espectáculo de títeres llevado a cabo por Isabel y Lola, de Títeres Atiza.

“El rescate de Babá” es la historia de un niño africano llamado Babá, que en vísperas de su cumpleaños, cuando vuelve de la escuela con su hermana, corre despavorido ante un ruido atronador. Ruido de…¡bombas! Babá y Bula desaparecen entre gritos de “¡Socorro!”.

De repente, desaparece el poblado africano y la magia del teatro transporta a los niños y niñas a una habitación del pueblo de Trebujena. Otra niña, Berta, en otro lado del mundo, también habla de cumpleaños.

Un duende, que buscaba a Babá, entra en la habitación de Berta y le explica que su función es ayudar al niño africano, pues su pueblo necesita refugio. A través del diálogo de Berta y el duende, los niños y niñas descubren que un refugiado es una persona, un niño o una niña, con una vida normal, que por causa de factores como la guerra, deben huir y pedir ayuda a otros países.

Berta decide seguir al Duende en la búsqueda de Babá.

Berta y el Duende finalmente llegan a la aldea arrasada de Babá, rodeada de campos de minas, un lugar ahora muy peligroso. El Duende le pide a Berta que busque el campo de refugiados, que allí encontrará a Babá y su familia. Berta descubrirá que un campo de refugiados, no es lo mismo que un campamento de verano. Allí muchas personas viven con carencias de agua, luz, alimentos.

Los niños y niñas descubren que las familias del poblado de Babá han logrado huir aunque no acaban sus  problemas. Al intentar acceder a otros países, se encuentran con el muro de la frontera. Por ello, los niños y niñas gritarán que las fronteras deben abrirse para todas las personas que necesitan ayuda, con independencia de su religión, raza, país de origen…

Y es en ese momento donde reina la soledad y la desesperación, en el que aparece Berta, que le cuenta que los dos son “hermanos de las estrellas”, que no debe llorar más, que ahí está ella junto a todos los niños y niñas de 3º y 4º, a las seños y a Isabel, para unir sus fuerzas y ayudarle a salir de esa situación.

Berta y Babá emprenden el camino para buscar a la familia. En la huida, se encuentran con el Sr. de la Guerra. Ambos niños, fortalecidos por el apoyo de los niños y niñas, se arman de valor y cantan

“Sr. Comandante, Sr. Capitán,

están invitados a no venir más,

para no destruir los campos,

que no siembren más llantos”.

Los niños y niñas, junto a Babá y Berta, convencen al Capitán de que la paz es buena y que es mejor construir que destruir, sembrar que arrasar. El poder de los buenos sentimientos cambia el corazón del soldado que se transforma en campesino.

Tras la retirada de los señores de la guerra, comienza una nueva etapa para la aldea: su reconstrucción. Que vuelva el agua, que vuelvan las semillas, que vuelvan las familias.

Ante tanta magia creada con la ayuda de los niños y niñas, llega el momento del “ojalá”: ojalá que no haya personas sin techo; ojalá que no haya personas pasando hambre; ojalá que no haya países que cierren sus fronteras a personas que necesitan ayuda.

La de Babá, al igual que la de María, Ibrahim, Natasha, Igor… es una historia sin final, pues como se deduce del diálogo final entre los niños y niñas y las narradoras Isabel y Lola, la solidaridad, conseguida a través de la empatía, ayudará a transformar los acontecimientos negativos.

Compártelo:
Share

Reciente en Instagram

Últimos Tweets

    Lo sentimos. No se han encontrado Tweets.